Estamos de celebración ¡Segundo aniversario del blog!

Hoy es un día muy especial para el blog porque cumple dos añitos y, aunque realmente lleva activo unos meses, recuerdo que lo abrí para volver a traer la escritura a mi vida. Sin embargo, a veces nos afanamos en culpar a la ausencia de medios de nuestra frustración y, cuando finalmente los consigues, te das cuenta de que el problema está en ti y que las motivaciones externas duran muy poco tiempo.

No importaba que tuviera un blog donde publicar lo que escribía, o donde desahogarme. La cuestión era más mi incapacidad para reparar en que lo que siempre había sido una parte de mí tan importante ya no existía, porque yo misma tampoco existía.

Empecé a escribir con once años, podéis encontrar el relato en cuestión en otra entrada del blog   – Mi Oso -. Aunque desde pequeña he leído, el gusanillo de la lectura me vino de parte de la saga Harry Potter. Fue un flechazo. A partir de entonces nunca dejé de tener un libro en la mano. Ya fuera en el autobús de camino al colegio, en los intercambios de clase, en el recreo, e incluso cuando mi madre no me dejaba leer porque hacerlo mientras comíamos le parecía poco educado, y tenía razón; pero yo ya no podía parar. Descubrir nuevas historias, crecer con los personajes, llorar y reír por ellos… La mejor sensación era la inmediatamente anterior a la apertura del libro, cuando todavía no sabía qué me iban a ofrecer aquellas páginas. La sensación más agridulce era cerrar el libro por la parte de atrás, abandonar esas vidas que me habían cautivado y acompañado durante tanto tiempo. ¡Cuántas veces he llorado al terminar un libro sabiendo que nunca más lo volvería a leer por primera vez!

A photo by Lacie Slezak. unsplash.com/photos/yHG6llFLjS0

Fue en primero de secundaria cuando, por puro azar, tuve que escribir un relato que pareció encantar a mis mayores. Nunca antes había pensado en escribir pero en ese momento pensé “¿Por qué no voy a poder crear yo misma las historias que a mí me gustaría leer?“. Y, de la misma forma que no pude parar de leer, desde entonces no pude parar de escribir. Lo escribía todo y escribía siempre. Mis compañeros de clase estaban enganchadísimos a mis historias y tenía larguísimas conversaciones con ellos sobre cómo seguir o sobre qué escribir. Mis libretas del colegio tenían más páginas de mis novelas que de la asignatura que encartara. Me dormía y me despertaba con los personajes de los libros que estuviera leyendo y con los míos propios. Esa era yo, y me encantaba disfrutar con lo que hacía.

A photo by Aidan Meyer. unsplash.com/photos/Q9GlzfhYgGk

Pero, como pasa a veces en esta vida, llegó un momento en el que me perdí a mí misma en el camino y, igual que ya no recordaba quién era, no recordaba cómo hacer lo que más me gustaba. Se me acabaron la imaginación y las ganas. Pero nunca lo olvidé. La frustración que sentía por el querer y no poder, y el miedo a no saber recuperar mi motor, sólo me frenaban.

Dejé de leer y de escribir o, al menos, no como hasta ese momento. Mis monstruos me vencieron. Y en algún momento decidí hacer vanos intentos de recuperarme, como fue el hecho de abrir este blog hace hoy dos años.

Aun así, hoy es un día de celebración porque aquí estoy de nuevo y, poco a poco, me voy sintiendo en mí misma otra vez. Estoy contentísima de poder compartir esto con vosotros pero, sobretodo, de compartirlo conmigo misma. No sé si mi estilo es bueno o malo, si mis historias son interesantes o aburridas, si realmente alguien me lee y disfruta con ello, pero para mí es un reencuentro con alguien a quien echaba de menos y espero que sea por muchos años más. Lo único que os aseguro es que lo que aquí podéis encontrar es lo más honesto que os puedo ofrecer.

Como anécdota, recuerdo que fue un calvario pensar en el título del blog, aunque no podía haber estado más acertado. Casiopea, para los que no la conozcáis, es la tortuga que acompaña a Momo, la protagonista de la novela de Michael Ende, hasta el Maestro Hora. Este personaje es quien le enseña a valorar el tiempo, a disfrutarlo y a no perderlo haciendo cosas que no nos hacen más felices. Y en eso quiero gastar mi tiempo, en vivir.

Porque el tiempo es vida y la vida reside en el corazón.

photo-1424896842869-a5bda51fca24

Ya sólo me queda agradeceros que estéis ahí, que sois muchos. Sobretodo agradecer a las personas de mi alrededor que me animan a seguir, con críticas y consejos, que me aguantan, que soy muy pesada, lo sé. Sois lo mejor que tengo.

Un abrazo y un beso muy fuertes.

Os quiero.

Y, por favor, nunca dejéis de hacer lo que os haga felices.

Anuncios

5 pensamientos en “Estamos de celebración ¡Segundo aniversario del blog!”

  1. En primer lugar me gustaría destacar esta frase “¡Cuántas veces he llorado al terminar un libro sabiendo que nunca más lo volvería a leer por primera vez!”. Es tan agridulce ese momento en el que cierras el libro, en el que las tapas vuelven a contener las páginas en su interior, todas compactas, como si nunca se hubiera abierto. Pero vaya si lo ha hecho. Ese momento en el que acabas una lectura con la que has estado bastante tiempo (hablo en mi caso, pues cuanto más larga es la historia suelo empatizar más con la misma y sus personajes). Qué bien lo has expresado… “nunca más lo volvería a leer por primera vez”…

    Por otro lado, creo que en realidad las ganas de escribir, musas, motivación, “ocomoqueramosllamarlo” pueden marcharse por un tiempo. Más, menos, siempre depende de lo que contengamos en nuestro interior. Pero lo que nunca, nunca va a abandonarnos es la capacidad de escritura, de crear, de definirnos mediante una historia. Porque eso es lo que somos. Somos lo que escribimos. Y aunque no escribamos, la historia está ahí, lista para cuando llegue el momento de volver a abrirnos.

    Felices dos años de blog =)

    Le gusta a 1 persona

  2. Enhorabuena! Tú por lo menos tuviste la satisfacción de haberlo hecho anteriormente, pero para mí que jamás lo había hecho cuando era mi sueño desde pequeñita, está siendo un descubrimiento asombroso. Y como bien dices, no sé si mis escritos son buenos o malos, sólo sé que es lo que me sale del alma en esos momentos y es lo que me apetece escribir. Adelante con ello! Que vales mucho! 😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s