Skip to content
Anuncios

EL PRINCIPITO. La película que Saint-Exupéry querría ver.

ep5

Cuando un libro gusta mucho, existe cierto temor a la calidad de la película, y más cuando se trata de este libro que ha coloreado la infancia y madurez de más de tres generaciones.

El Principito es una obra con varias lecturas, cualquiera que lo haya leído de niño y de adulto lo habrá pensado. Desde un punto de vista infantil se trata de un libro corto, con poca letra y mucho dibujo, alegre, que cuenta varias historias aparentemente inconexas entre ellas como si de un conjunto de fábulas de Esopo se tratara. De hecho, conozco muchas personas (muy grandes y que nunca comprenden nada por sí solas) que se limitaron a este primer contacto con el libro y lo desecharon por absurdo o incomprensible. En ocasiones nos olvidamos de que la madurez no tiene por qué encontrarse en un libro de mil páginas y tapas negras. Estoy segura de que la mejor herramienta de comunicación de esta obra es precisamente el lenguaje sencillo y la concentración de tantísima enseñanza en tan pocas oraciones. Y es que, El Principito, es una joya que hay que desentrañar y asimilar. Cada frase es un pequeño tesoro. Después de leerlo y entenderlo es imposible que se siga teniendo la misma visión del mundo.

the-little-prince_2015_courtesy-paramount-pictures-france

Tras haber conocido al Principito y haber intentado cerrar los ojos para ver lo esencial, me encontraba esperando a que empezara la película en una sala gigante en la que sólo había cinco personas más. No había querido leer mucho sobre ella, pero no me esperaba nada especial, y que el cine estuviese tan vacío tampoco me pareció muy buena señal. Pero, a veces, parece que se me olvida en qué país vivo y cómo funcionan las cosas aquí. Aún así, la película comenzó de una manera bastante alentadora. Dibujos de “sombreros” y no sombreros llenaron la pantalla y empecé a respirar más tranquila.

En el largometraje, la historia de la novela de Saint-Exupéry es una subtrama en la que se apoya la principal; la de una niña que vive en un mundo donde parece que los hombres grises de Momo se hayan fumado todo el tiempo de la humanidad. Nuestra pequeña protagonista, de nueve años, da la grimosa sensación de ser una minipersonagrande, totalmente razonable y seria, con poco o nada de tiempo para dibujos de boas abiertas y cerradas. Sin embargo, por azares de la vida, el anhelo de convertirse en una adulta maravillosa que ama las cifras, le lleva a vivir en la casa lindante con la del querido aviador de la novela. Por supuesto, ella tampoco puede evitar rendirse a la historia de nuestro principito, que el aviador va contándole poco a poco.

Siempre he tenido mis reservas con el stop motion, pero tengo que reconocer que al universo creado por Saint-Exupéry nada le hubiese quedado mejor. Las historias del pequeño príncipe se suceden a la vez que la niña va abandonando lo “esencial” que se ve con los ojos para centrarse en lo esencial invisible, que sólo se puede ver con el corazón. Así nos enseña que, realmente, crecer no es el verdadero problema, el problema es olvidar.

thelittleprince2015-18

Paulatinamente se habían disipado todos mis recelos y me encontraba disfrutando como una niña pequeña de una película maravillosa.

Si Antoine de Saint-Exupéry hubiera querido llevar su historia a la gran pantalla no habría sido de otra manera, estoy convencida. Mark Osborne nos trae a los cines una revisión de la novela sincera y fiel. Quizá el final, que analizaré más adelante, sea lo más polémico, pero lo bonito es que nos sigue llegando como un relato eterno.

El zorro, el rey, el hombre de negocios, la rosa, la serpiente y el cordero se nos acercan sin perder un ápice de esencia, como personajes maduros y trabajados. Es cierto que faltan algunos otros como el bebedor, el geógrafo o el farolero, pero se nos recuerdan con pequeños homenajes a sus historias.

SPOILER

Si tuviera que ponerle una pega a la película es el final. No era necesario para mí ver al principito hacerse adulto. Mi Principito es el niño que hay en cada uno de nosotros y, aunque luego lo recuerde, es imposible que él olvide qué significa no haber crecido aún.

FIN DEL SPOILER

La ficción que el escritor nos regaló sigue sorprendiendo y reinventándose, llegando a nuestras mentes como una bola de demolición de prejuicios, enseñándonos a amar sin querer poseer, a ver más allá, a cuidar lo que tenemos y domesticamos. Nos ofrece ver la realidad desde el corazón de un niño que todavía no ha olvidado. Nos anima a no querer crecer del todo, a convertirnos en adultos maravillosos que cuidan su inocencia, que es donde está lo esencial de las cosas.

 

Que el espíritu del principito y del aviador nos siga acompañando siempre.

 

 

 

Título original: Le petit Prince

Año: 2015

Duración: 106 min

País: Francia

Director: Mark Osborne

Guión: Irena Brignull (Antoine de Saint-Exupéry)

Música: Richard Harvey, Hans Zimmer

Fotografía y reparto: Animation

Productora: Onyx Films/ Orange Studio / M6 films

Género: Animación/Stop motion. Fantástico/Drama

Anuncios

15 thoughts on “EL PRINCIPITO. La película que Saint-Exupéry querría ver. Deja un comentario

  1. Me encanta El Principito! Releída en innumerables ocasiones, cada vez que la leo me enamora aún más. Estaba ansiosa por el estreno y estoy deseando ver la peli, a ver si arrastro al resto de la family que están un poco reacios (les comprendo, yo la primera vez que leí El Principito, cuando era pequeña, me resultó soporífera). Es un libro más para adultos que para niños, a pesar de que las enseñanzas que muestra son claramente primordiales para los niños. Después de leer tu reseña me voy a ver la peli sí o sí, cuanto antes, y si no quieren venir pues nada…

    Le gusta a 1 persona

  2. No veo mucho cine de animación, y menos aún películas de stop motion (que me dan una pereza terrible) pero ‘El Principito’ es un libro que me encanta. Como veo que das buenas referencias me fiaré de tu criterio y haré una excepción en este caso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: