Saltar al contenido

No tener hijos como acto de generosidad

La familia. Ay, la familia. Una vez una psicóloga me dijo: “A veces, hay que asumir que la cercanía de ciertas personas es más dañina que buena, aunque sea tu familia directa y perennemente escuches que la familia es lo único que siempre va a estar ahí. A veces, hay que asumir que sacar de tu vida a alguien es la única opción que te salva”. 

 

No eres tu familia. No eres tu padre, ni tu madre. No eres lo que ellos dicen que eres, ni lo que ellos quieren que seas. No eres “en relación a”. Eres tú. en ocasiones has sido su juguete, alguien con quien pagar sus frustraciones, en ocasiones un vehículo para ver cumplidos sus sueños, aquellos que, pudiera ser, abandonaran cuando tú naciste y hoy, inconscientemente o no te culpan por ello. 

Hay gente con suerte, otra con menos. Si tienes la suerte de vivir en una familia sana, mentalmente sana, quizá no te veas afectado por este tipo de traumatizantes. Obviamente estoy a favor de que cada persona puede hacer con su vida lo que quiera. Lo que quiera hasta que toma la decisión de tener un hijo. Un hijo no es una propiedad, no es una mascota ni un coche que te compras y lo utilizas para lo que necesitas y cuando te estorba te deshaces de él. Ojo, las mascotas tampoco. 

Pero muy a menudo veo a mi alrededor personas que siempre han soñado con ser padres, lo son a la primera de cambio porque, claro, tener un niño es natural y tampoco te cambia la vida tanto ni para tanto tiempo. Ya volverás a viajar cuando el niño tenga 30 años.

Niños malcriados, niños abandonados emocionalmente, niños maltratados, niños sobrecargados de actividades porque no se tiene tiempo para ellos, niños de padres separados, niños de padres cabreados por los propios niños, niños, ¿y ahora qué coño hacemos con los niños?

¿Que coño se supone que hacemos con una generación entera de niños traumatizados? ¿Llamamos a los servicios sociales cuando descubran la cocaína y vengan a casa histéricos perdidos? Si los castigamos sin videojuegos, los ponemos mirando a la pared, ¿no?, vaya a ser que se sobreentienda que se debe pasar tiempo con ellos. ¿Echamos la culpa al sistema educativo de que los niños con 14 años hagan botellón en el descampado del barrio y antes de llegar a casa pasen por el hospital en un estado de cuasi coma etílico? ¿Negamos la evidencia de que nuestros hijos solo mantengan relaciones tóxicas porque es lo que han visto en casa? ¿Nos lo comemos y así acabamos también con el hambre en el mundo?

Tener hijos no es un derecho. Es una responsabilidad. Y es una responsabilidad tan grave que la mayoría de las personas de este mundo no estamos preparados para asumirla porque no llegamos a entender el alcance que conlleva. Tener hijos es pensar que, al menos durante 25 años, hay una persona que va a depender de ti no solo económicamente sino, sobre todo, emocionalmente. Joder, las putas emociones. Que tener un niño no es solo tener dinero para vestirle y alimentarle, es tener la rara habilidad para dar amor de una forma generosa y permitirle que sea una persona independiente, fuerte y con sus propias convicciones. Es criar hijos sanos de mente, personas que en un futuro no estén por ahí jodiendo a la gente con sus traumas. Con tus traumas.

Hay mucha gente que considera que no tener hijos es un acto de egoísmo. Yo no me siento preparada hoy en día para darle a un hijo lo que necesita, por un simple ejercicio de ser consecuente conmigo misma. No me parece egoísta, si acaso responsable.

4 comentarios sobre “No tener hijos como acto de generosidad Deja un comentario

  1. Es cierto, antes de decidirse a procrear deberían asistir a algunas clases sobre las consecuencias que tiene para todo el planeta incrementar el número de dependientes. Porque en este mundo todos absorbemos recursos de los cuales privamos a los demás residentes.

    Me gusta

      • Bueno, no creo que sea cierto. Es verdad que tenemos una pirámide de población descompensada, pero eso es un problema distinto. Y su solución no es aumentar la población y menos para que nos paguen las pensiones. Pero en todo lo demás desde la primera coma, TOTALMENTE de acuerdo.

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: