Saltar al contenido

Categoría: Relato

Siempre adelante. Concurso.

Inspiró profundamente y cerró los ojos. Ante ella se extendía una masa de agua azul dividida en calles. Un nuevo ring, un nuevo reto.

Desperté (No cuelgues 2)

Desperté. Aun así me costó más de lo habitual abrir los ojos; los párpados me pesaban como plomo al igual que el resto de partes del cuerpo. Era de día y la luz entraba con fuerza a través de las grandes ventanas de una habitación inmensa de paredes blancas. Me molestaba tanta claridad, parecía como si hubiera estado durmiendo durante días o me hubieran pegado una paliza. Miré a mi alrededor intentando recordar cómo había llegado hasta allí.

La infancia y la guerra

Aún es Mayo, el tiempo pasa lento y rápido a la vez. Lento porque siempre es lo mismo: bombas, gritos, miedo… Y, últimamente, el olor putrefacto de los cadáveres. Es rápido porque no podemos quedarnos en un sitio más de una noche; los tenemos justo detrás de nosotros y nos pisan los talones.

VERSATILE BLOGGER AWARD

Tengo que agradecer a Bárbara de Carta de Buenas Noches que se haya acordado de mí para este premio. Como ella dice, ambas somos de tierra de Pablos y siempre hace ilusión conocer a un paisano con tus mismos intereses e inquietudes. Además, es un gustazo leerle.

Ese abrazo

Supongo que nunca se está preparado para este momento. El momento de la huida. O quizá del reencuentro.

Éxtasis

Hay otra víctima; ya está pactado. Las luces de la discoteca lo hacen más fácil, y qué fácil últimamente. Hace poco tiempo hubiera sido mucho más complicado hacer caer a una persona, pero ahora sólo son necesarias dos palabras.

Un final cualquiera

Me giré al escuchar sus pasos. Eran pasos firmes, decididos y ágiles que se acercaban a mí inexorablemente. Me había encontrado pero, ¿cómo?. Había corrido más de lo que mis piernas habitualmente me hubieran permitido, eso, por no hablar de … Seguir Leyendo Un final cualquiera