Crítica negativa El Principito

En la corta historia de El Principito desde que se publicara en 1943, el icónico libro francés se ha convertido en el undécimo libro más leído de la historia y uno de los más vendidos. La novela corta de Antoine de Saint-Exupéry fue publicada en francés e inglés, sin embargo, no pudo ser leída en Francia hasta que esta fue liberada en 1946, una vez que su autor ya había fallecido.

Repercusión de El Principito en la literatura y el cine

El recorrido de El Principito a través de la historia de la Literatura está lleno de interpretaciones, estudios, e intentos de análisis más o menos felices, que no han hecho sino aumentar esa aura de misticismo que el libro emana. Se ha dicho que el aviador representa al propio autor, quien tuvo un accidente en pleno desierto de Libia, y que el personaje del Principito se identifica con su infancia. Se han dado miles de explicaciones a cada símbolo que aparece en el libro.

Se han hecho películas más o menos fieles al argumento original. Se venden camisetas, libretas, pósteres o cualquier cosa susceptible de llevar una ilustración de este libro; la gente se tatúa la icónica frase “no se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”; se le ha dedicado un parque de atracciones en Francia. En definitiva, si no has leído El Principito y tampoco has perdido la cabeza por él, algo estás haciendo mal con tu vida.

El Principito, ¿un libro infantil?

Pero el gran error de este libro es, sin duda, formal. Promocionado como un libro infantil, los niños no pueden entender la pretendida profundidad del mismo, y los adultos lo consideran demasiado naíf como para que les llame a la lectura o se tomen el tiempo necesario para intentar desentrañar su simbología. Asimismo, la propia simbología es tan hermética que se presta a un exceso de libertad a la hora de interpretarla con cierta seguridad. Es por esto que en la lectura del libro, en ocasiones, se siente un desamparo quizá provocado por esa desmedida laxitud en el posible análisis por parte del lector de sus “enseñanzas”.

El Principito como personaje

Por otro lado, el propio personaje del Principito también presenta ciertas carencias ya que tiene muy poca profundidad. No conocemos su interior, sino que sólo nos cuenta una retahíla de viajes a cada cual más extravagante, donde conoce a otros personajes no menos estrafalarios, que el lector es incapaz de reconocer en algo corriente y de desarrollar empatía por cualquiera de ellos.

Lo alternativo mainstream

Además de todo esto, el hecho de que a la propia novela le preceda su fama y el tabú que supone, en una sociedad en la que pasarse de bohemio y alternativo está tan de moda, el atrevimiento a criticarla, hace que nunca se haya podido analizar dicha obra con objetividad y un mínimo de espíritu crítico.

Estamos ante una novela alzada a los altares, totalmente mitificada, que en realidad esconde una moralina barata, que podía ser una entre miles, pero que se llama El Principito.


Esta crítica no es sincera

Para la asignatura del máster de Crítica Literaria, el profesor nos propuso un ejercicio que quizá alguna vez habéis hecho en forma de debate: hacer una crítica negativa de un libro que nos gustase. Viene a ser como hacer de abogado del diablo mientras echas las tripas por lo que estás obligado a defender.

Podía haber elegido un libro que simplemente me haya gustado, pero elegí hacerlo de El Principito, mi libro favorito; el que llevo grabado literalmente en la piel y el que me acompaña en mis viajes y mis cambios en la vida. Tengo que decir que, como alguna vez he comentado por aquí, es un libro que hasta entrada mi adolescencia no me gustaba nada, por eso me fue más fácil ponerme en el lugar de alguien que prácticamente odia esta obra. Sin embargo, eso no quita que haya sido un ejercicio duro y un reto en toda regla.

Comentadme: ¿con qué libros os sería imposible realizar este ejercicio? ¿Os atrevéis a hacer lo mismo como un ejercicio de empatía con alguien que piense diametralmente opuesto a vosotros?

Crítica negativa a Murakami: Sputnik, mi amor

Crítica negativa a Murakami: Sputnik, mi amor

Y así fue como llegó a mis manos Sputnik, mi amor, una novela de 1999 publicada en España en 2008. Empecé a leerla un par de semanas después,  decidida a cambiar de opinión (o a formarme una opinión) y poder compartir el entusiasmo de los que me rodean por el autor japonés.

¿Qué es la lítost?

¿Qué es la lítost?

Siempre he pensado que Milan Kundera, a parte de uno de los mejores escritores que ha dado este mundo, es un cabrón. Me explico: Kundera habla de la miseria y vergüenza humanas de una forma totalmente carente de empatía, casi crueldad, y con el suficiente acierto para que cualquiera de los que lo leemos pensemos que nunca habríamos sido capaces de enfrentarnos a todo lo tóxico, repugnante y verdadero del ser humano. Kundera expone los tabúes sociales de la humanidad sin despeinarse, ni siquiera se pone un poquito nervioso.

22 Comentarios

  1. Diego Barrós

    Yo me atrevo pero en que temática?
    También es uno de mis libros favoritos y estoy de acuerdo la primera no lo entendí. También está esa imagen de otros no? Se ponen a temprana edad para tenerles un cariño.

    Responder
    • Buscando a Casiopea

      Temática la que quieras, solo se pide que sea difícil, uno de tus libros favoritos, por ejemplo. No estoy de acuerdo con lo que digo en la crítica, aunque he utilizado argumentos que “respetaría”… Pero tendría que pensar de otra manera para poder desarrollar esos argumentos.

      Responder
      • Diego Barrós

        El tao por ejemplo. Un libro infinito. Lleno de interpretaciones. Seguro que a ti no te atrae. Hazlo al revés… una crítica positiva

        Responder
        • Buscando a Casiopea

          ¿Por qué piensas que no me atraería? ¡me encantan las interpretaciones libres!

          Responder
          • Diego Barrós

            mmm no era afirmación pero me expreso fatal… libre siempre es bueno.

  2. Littlecatonthemoon

    No suelo leer mucho; a no ser que sea poesía o cuentos cortos… Pero si pienso en un libro de los que me he leído creo que me sería imposible hacer este ejercicio con “El señor de los anillos” o con “El hobbit”. Y con una persona… mmm! creo que no! 😀
    Saludos.

    Responder
  3. RHG

    Cariño, lo has bordado.

    Responder
  4. Marina López Fernández

    Con este mismo. Siguiendo un poco la línea infantil-adulto, “Alicia en el País de las Maravillas”(mi preferido).

    Responder
  5. torpeyvago

    Pues es que «El Principito» me lo pondría muy fácil, porque efectivamente, me parece ñoño a más no poder. —Quizá soy poco profundo—. De hecho, jamás he podido pasar de las primeras páginas, con lo que, junto con otras raras avis como «Dormir al sol» de Bioy Casares o «Viaje nocturno», hermano lejano del príncipe, configura el conjunto de poquísimos libros que he empezado y no he acabado.
    Creo que tendría estómago para hacer una crítica negativa de casi cualquier libro —de hecho, no se me ocurre ahora mismo ninguno del que no pudiese hacerla, ni del «Quijote»— porque todo arte, para causarte una sensación, ha de incluir, creo, algo humano —por tanto, criticable—, incluso negativo.
    En cuanto a lo de empatizar con algo que no me guste: no. Ni harto de vino sería capaz de verle cosas positivas —ojo, aparte de la calidad literaria, que no soy tan fantasma: me limito a criterios subjetivos, que es hasta donde puede dar de sí mi capacidad— a Lord Byron, a Dikens y a alguno más.

    Responder
  6. Lord Alce

    Está bien encaminada la crítica negativa, es cierto. Aunque, claro, quizá desde una perspectiva de “llegar a cuantos más lectores se pueda”. Quiero decir, Exupèry lo escribiría imagino que no pensando mucho en el aspecto puramente comercial, y que lo leyera quien quisiera. Otra cosa es que, luego, se haya entendido como “libro para niños” y eso provoque el “mal acercamiento” al mismo que comentas.
    PS: Por cierto, me lo leí en un suspiro, pero no me impactó profundamente.

    Responder
    • Buscando a Casiopea

      Yo lo llevo tatuado, pero que cada uno tiene su opinión y sus motivos. Creo que la clave de casi todo es un equilibrio entre el respeto y la capacidad de autocrítica.

      Responder
  7. Fabio Descalzi

    Reblogueó esto en El blog de Fabioy comentado:

    Cuando recién comenzaba a bloguear, escribí una breve entrada sobre la musa inspiradora de “El principito”. Aquí nos llega un comentario diferente sobre esta obra, no se asusten con lo que van a leer. Cortesía de Casiopea.

    Responder
  8. Francisco J. Martín

    Buen ejercicio de crítica, aunque me habias asustado un poco, a mi también me gusta El principio. Un abrazo!

    Responder
  9. hayunlugarweb

    El libro no es para público infantil… es más el autor lo dice al principio del mismo “Pido disculpas a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor”. El Libro es para personas mayores, para que no se les olvide el niño que llevan dentro.

    Responder
    • Buscando a Casiopea

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, aun así creo que no podemos privar a los niños de hacer una primera lectura para que luego, cuando sean mayores, se den cuenta de todo lo que se descubre con la edad. ¡Un saludo!

      Responder
  10. Fanny Ortiz

    Yo lo ley a los once y me atrapó. Aunque igual, me atraparon muchas cosas por esa época. Para mí, es trascendental y por lo mismo puede ser el primer amor. Es un libro que bien pueden leer los niños y más ahora que están tan expuestos a toda clase de información. Y sobre el ejercicio, sería muy difícil hacer una critica negativa a Colombia, mi abuelo y yo.

    Responder
  11. karina

    Yo creo que es un cuento con tramos muy hermosos y que dan guias en la vida, como cuando dice: las personas grandes siempre necesitan explicaciones, porque entiendo se dejan guiar más por la razón que por el corazón, ahí en el sentir no hay tantas preguntas, y como el dice aveces se vive solo sin nadie con quién hablar verdaderamente, es bla bla bla vacio. fraces como ” no sabía como llegar a él, donde encontrarlo, Es tan misterioso el pais de las lagrimas” me encanto. y bueno hay muchas frases que me gsutaron mucho, pero mi dea al dar mi opinión acá no es sumar a los tantos comentarios hermosos , sino el dar otra mirada y compartirla a ver que opinan.
    Algunos tramos me parecieron realmente FACHOS todos los que estan en relación a los Boabas. Dice que en todos los planetas hay hierbas buenas y HIERBAS MALAS como al estilo la manzana podrida lo entendi, si lo veo desde ese foco, todos los comentarios siguientes me suenan fachos, de buenas semillas salen buenas hierbas como de tal palo tal astilla de las malas dice al principio parece una briznilla inofensiva, pero DEBE ARRANCARSE LA PLANTA INMEDIATAMENTE, dice que pueden hacer estallar el planeta, como si fueran un peligro para el pais. seguido aclara es cuestion de DISCIPLINA me sono a militar, luego comenta me pidio que haga un dibujo para que ENTRARA BIEN EN LA CABEZA DE LOS NIÑOS, y pregunta porque no hay en este libro otro dibujo tan grandioso como el de las Boabas? el lo pregunta al lector, y creo que la respuesta es: porque es lo que más le interesaba de todas las metáforas hermosas que usa, esta idiología era la que más le importaba expresar ni siquiera se si conscientemente. Otro tramo del libro que sigue en la misma linea es cuando habla con el que apaga el farol, el Principito pregunta porque apago el farol y el farolero dice es la CONSIGNA, el Principito le dice que no entiende y el farolero le responde, no hay nada que comprender la consigna es la consigna, me sono a las ordenes militares que no se deben cuestionar, solo cumplir, después prosigue diciendo que de todos los hombres que fue conociendo este fue “el unico” que no le parecio ridiculo y del que podría haber sido amigo, justo del que sigue las ordenes sin cuestionar ( ley de obediencia debida). ef farolero es especial en el libro para él al igual que el dibujo de las boabas, y sigo concluyendo que es porque era la idiología que quería trasmitir, envuelta en metaforas bellas
    Karina

    Responder
    • Buscando a Casiopea

      Hola Karina, perdón por haber tardado tanto en responder.

      Veamos, la verdad es que nunca me había planteado esa forma de ver el mensaje y me parece muy interesante lo que comentas. Me ha hecho pensar sobre el asunto, sobre todo, el tema del baobab, no tanto el del farolero porque en ese caso me parece una crítica, entonces estaríamos hablando de que ensalza y critica la misma idea desde perspectivas diferentes. Aún así, la idea que yo tenía por ciertas cosas leídas sobre Saint-Exúpery es que era bastante antibelicista.

      De todas forma, creo que lo bonito del arte es tratar de extraer lo mejor de cada obra, cualquier enseñanza positiva es válida, las negativas también, porque todo es extremadamente relativo. Y cada obra de arte es nueva y diferente dependiendo del lector/observador al que se enfrente.

      Un saludo y un abrazo.

      Responder
  12. Fabián

    Iconoclasta!!! 😉 bien hecho, no todo lo que brilla es oro.

    Responder
  13. LUIS ALFONSO LONDOÑO

    El Principito es inspirador para el Niño Interior que llevan los adultos y los niños. Basta recordar los pasajes tristes y alegres de nuestra vida para encontrar un estimulo para comparar las experiencias que dejaron buena o mala huella en nuestros corazones. El Principito puede hacernos viajar. Gracias.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Gracias por este 2017 – Buscando a Casiopea - […] –Crítica negativa de “El Principito” Sobre este hecho diré que me resulta entre curioso y triste, pero que también…
  2. Felices 75, Principito – Buscando a Casiopea - […] curioso que la entrada más visitada a este blog sea la de Crítica negativa El Principito cuando es una…

Dejar una respuesta a Anónimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *