Saltar al contenido.
Anuncios

La inocencia y el maltrato animal

No están para divertirte, no están para maltratarlos y no son un juguete. Les debemos un respeto.

ME VOY LIBRE

Hoy me levanto y digo que aquí estoy a pesar de todo. Que renazco sin complejos y sin ataduras; sin remordimientos y sin cargas. Hoy me reconozco en mí misma, en lo que yo he construido con sudor y con dolor, en eso mismo que es mi orgullo.

Admiración disfrazada

Este texto lo escribí hace unos años. Ayer, una conversación con un amigo me lo trajo a la mente.

Ese abrazo

Supongo que nunca se está preparado para este momento. El momento de la huida. O quizá del reencuentro.