Archivo de la etiqueta: blogging

Te odio

Te odio.

Te odio fue un te quiero escondido. Cuando otra persona ocupaba el espacio que yo creía inalcanzable; cuando sólo me creía un juego con el que te distraías de una vida insulsa y aburrida. Seguir leyendo Te odio

Anuncios

Miedo al miedo

Tengo miedo. Esa es la única realidad de la que no puedo dudar. Descartes decía “pienso, luego existo”; yo digo “sé que existo porque tengo miedo”. Vivo, salgo, duermo, me relaciono y tomo decisiones con muchísimo miedo. Y es agotador. Pero, sin duda, lo que más me asusta es que sea el miedo al miedo lo que me haga huir. Porque huiré; lo sé ahora y lo he sabido siempre. Seguir leyendo Miedo al miedo

Siento porque estoy viva

Siento alegría, nostalgia, impotencia y dolor.
Siento ilusión y remordimientos,
Siento algo,
que ya es mucho.

Siento porque estoy viva
y me sorprende sentir porque antes no lo estaba. Seguir leyendo Siento porque estoy viva

Incertidumbres

El momento previo a que te den la bofetada.

Cierras los ojos y esperas que sea rápido, ni siquiera piensas en el dolor, sólo deseas que pase, y que pase cuanto antes. Seguir leyendo Incertidumbres

11 blogs que no os podéis perder

¡Feliz domingo a todos!

Bueno, después de casi dos meses de sequía en el blog, ya no sé ni cómo juntar dos letras con sentido, espero recuperarme pronto. Os echaba de menos, de verdad, pero las obligaciones a veces ahogan y hay que dejar algunas cosas aparcadas. Aún así, cuando se vuelven a retomar, siempre es con más ganas. Creo que es la única ventaja de la nostalgia. Además, no puede ser que la búsqueda de Casiopea se enfríe, que ya sé que es una tortuga, pero a constante no la gana nadie. (Sí, tengo un sentido del humor hoy un tanto extraño, lo siento). Seguir leyendo 11 blogs que no os podéis perder

Pudimos serlo todo y nos quedamos en nada

Originalmente publicado en Letras & Poesía

He venido en busca de una explicación. Esa que me dejará tranquila; esa que por muy dolorosa que sea aceptaré y me permitirá continuar sin tenerte en mente la mayoría de mi tiempo; esa que me hará entender por qué un día me cogiste de la mano y al día siguiente desapareciste con un “lo siento, pero esto no puede continuar”. Seguir leyendo Pudimos serlo todo y nos quedamos en nada

El reto de las tres frases. Día 3

Seguir leyendo El reto de las tres frases. Día 3