Saltar al contenido

Etiqueta: dolor

La infancia y la guerra

Aún es Mayo, el tiempo pasa lento y rápido a la vez. Lento porque siempre es lo mismo: bombas, gritos, miedo… Y, últimamente, el olor putrefacto de los cadáveres. Es rápido porque no podemos quedarnos en un sitio más de una noche; los tenemos justo detrás de nosotros y nos pisan los talones.

Ese abrazo

Supongo que nunca se está preparado para este momento. El momento de la huida. O quizá del reencuentro.