Maldita dulzura la nuestra

Maldita dulzura la nuestra

(Reto: Escribe una historia con tu canción favorita como argumento).

Cuéntame.

Cuéntame acerca de tu vida, de tus sueños, de tu trabajo, de tus hobbies, de tus preocupaciones.

Cuéntame un poco de todo y de nada.

Cuéntamelo mientras nos tomamos una cerveza a la orilla del mar, o mientras bebemos a sorbos un café caliente enrollados en una manta en pleno enero.

Quiero conocer todo de ti.

Pero sé que hay algo que nunca me dices: que se nos acaba el tiempo. Que te vas.

No te preocupes, eso no quiero saberlo.

No puedo empezar ya a echarte de menos.

Maldita dulzura la nuestra.

 

La visita

Tenía la vista fijada en el suelo sin querer levantarla y encontrarse con sus ojos. Mirarlos era aceptar que no eran los mismos que vivían en sus recuerdos.

—Hueles a muerto. Más que de costumbre —fue lo único que acertó a decir él mientras abría la puerta para dejar que pasara dentro de casa.

12 respuestas a “Maldita dulzura la nuestra”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: