Relatos escritos por Buscando a Casiopea

El tiempo de Oreo

Lo malo de los animales es que viven menos que nosotros. Lo peor es que ellos no son conscientes.

IMPORTANTE: SUSCRIPTORES DE BUSCANDO A CASIOPEA

Queridos buscadores de Casiopea, ¡nos mudamos a Wordpress.org! Eso significa que los más de 600 suscriptores que ahora seguís este blog desde el propio Wordpress o por correo no vais a recibir más noticias por mail desde este espacio. Si quisiérais seguir recibiendo...

Puntos suspensivos

Carola conduce un camino que podría hacer solo con ayuda de su memoria muscular. Cada día, coge el coche durante una hora para ir a buscar a Roberto que sale de la academia de cine donde estudia para ser guionista. Media hora de ida y media de vuelta. Como viene...

El amigo del revés

Juan tenía un amigo desde la infancia. Se llamaba Otto. Todos los días, cuando estaban en edad de ir a Primaria, caminaban juntos hacia la escuela. A Juan, Otto le parecía un chico divertido, aunque un tanto extraño.

La visita

Tenía la vista fijada en el suelo sin querer levantarla y encontrarse con sus ojos. Mirarlos era aceptar que no eran los mismos que vivían en sus recuerdos.

—Hueles a muerto. Más que de costumbre —fue lo único que acertó a decir él mientras abría la puerta para dejar que pasara dentro de casa.

Reto de escritura

Reto de escritura

Navegando por internet me he encontrado con esta página en la que proponen 52 retos de escritura. Me han parecido muy curiosos y como ejercicios son geniales, así que me he propuesto hacer uno (sin un orden concreto) a la semana, a ver qué tal va.

Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad.

(Jean Cocteau)

Leer más

A medias

Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad. (Jean Cocteau)  

Ni una menos (1) #Nosqueremosvivas

Ni una menos (1) #Nosqueremosvivas

Como venido de la realidad, de pronto, le atacó un fuerte dolor de cabeza y, también como aterrizando en la realidad, se acordó de que se había dormido llorando.

Yo no soy un potencial violador… ¿O sí?

Yo no soy un potencial violador… ¿O sí?

Después de la lluvia, se había quedado una noche clara y fría. Subía por una calle ancha y desierta de la ciudad a altas horas de la madrugada. No había un alma. Bueno, miento, había dos: la mía y la de una chica que caminaba justo por delante de mí.

Siempre adelante. Concurso.

Siempre adelante. Concurso.

Inspiró profundamente y cerró los ojos. Ante ella se extendía una masa de agua azul dividida en calles. Un nuevo ring, un nuevo reto.

Desperté (No cuelgues 2)

Desperté (No cuelgues 2)

Desperté. Aun así me costó más de lo habitual abrir los ojos; los párpados me pesaban como plomo al igual que el resto de partes del cuerpo. Era de día y la luz entraba con fuerza a través de las grandes ventanas de una habitación inmensa de paredes blancas. Me molestaba tanta claridad, parecía como si hubiera estado durmiendo durante días o me hubieran pegado una paliza. Miré a mi alrededor intentando recordar cómo había llegado hasta allí.

La infancia y la guerra

La infancia y la guerra

Aún es Mayo, el tiempo pasa lento y rápido a la vez. Lento porque siempre es lo mismo: bombas, gritos, miedo… Y, últimamente, el olor putrefacto de los cadáveres. Es rápido porque no podemos quedarnos en un sitio más de una noche; los tenemos justo detrás de nosotros y nos pisan los talones.

VERSATILE BLOGGER AWARD

VERSATILE BLOGGER AWARD

Tengo que agradecer a Bárbara de Carta de Buenas Noches que se haya acordado de mí para este premio. Como ella dice, ambas somos de tierra de Pablos y siempre hace ilusión conocer a un paisano con tus mismos intereses e inquietudes. Además, es un gustazo leerle.

ME VOY LIBRE

ME VOY LIBRE

Hoy me levanto y digo que aquí estoy a pesar de todo. Que renazco sin complejos y sin ataduras; sin remordimientos y sin cargas. Hoy me reconozco en mí misma, en lo que yo he construido con sudor y con dolor, en eso mismo que es mi orgullo.

Admiración disfrazada

Admiración disfrazada

Este texto lo escribí hace unos años. Ayer, una conversación con un amigo me lo trajo a la mente....

TÓXICA

TÓXICA

Será más divertido si es complicado.   Contigo no van las cosas fáciles. Dices que sí, pero...

Mi Oso (Mi primer relato)

Mi Oso (Mi primer relato)

Con 11 años, para clase de Lengua y Literatura de 1º de Secundaria, mis compañeros y yo tuvimos...

Persecuciones

Persecuciones

  Lo que más me fascina de los recuerdos es que nunca elegimos cuáles van a perseguir nuestra...

Lo que nadie sabe

Lo que nadie sabe

es que todavía me abrazas, me besas y me quieres,   en mis sueños.    

Quiero te.

Quiero te.

Quiero enterrarte de una vez. Quiero poder llorarte, vestirme de luto y gritarle al mundo que...

Ese abrazo

Ese abrazo

Supongo que nunca se está preparado para este momento. El momento de la huida. O quizá del...

Que lo primero seas tú

Que lo primero seas tú

El sol ha salido y solo él puede vernos. Tu respiración tranquila me hace sonreír, y darme cuenta...

El Señor de los Gatos

El Señor de los Gatos

  ­­­­­­­­­­­­­­­­­–¡Pues vete de aquí y no se te ocurra volver a poner un pie en esta casa!...

Éxtasis

Hay otra víctima; ya está pactado. Las luces de la discoteca lo hacen más fácil, y qué fácil...

Un final cualquiera

Me giré al escuchar sus pasos. Eran pasos firmes, decididos y ágiles que se acercaban a mí...

Carta de Muerte

Carta de Muerte

Recupero este relato que escribí con 15 años y que me trae tan buenos recuerdos. Hola. Yo sé quién...

Muchacha en la ventana

Muchacha en la ventana

La mañana era fresca y húmeda. Como cada día me levanté algo antes de la salida del sol y mi padre...